Conciliación de la vida personal y de cuidados y la vida laboral

Home / Comunicados / Conciliación de la vida personal y de cuidados y la vida laboral

La Universidad de Sevilla debe unirse a la ola feminista por la igualdad de género con hechos, no solo palabras

Por una política clara, integral y justa de conciliación de la vida personal y de cuidados y la vida laboral

En los últimos años, hemos detectado una gran insensibilidad en el Vicerrectorado de Profesorado y la Dirección de Análisis Académico de Plantilla del PDI de nuestra Universidad respecto a un tema clave como es la maternidad, los trabajos de cuidados (desarrollados especialmente por mujeres) y la conciliación de los planos personal y profesional1. Esta falta de sensibilidad, guiada por el machismo y el autoritarismo, hace que estemos por detrás de muchas instituciones públicas (incluyendo otras universidades) en derechos en pro de la igualdad de género, sin disponer de unas reglas claras y justas para garantizar los derechos de las profesoras con permisos de maternidad (y profesores con permisos de paternidad).

La falta de una normativa general clara que garantice justamente el desarrollo de la actividad académica durante bajas de maternidad y paternidad conlleva, en algunos casos, a la sobrecarga docente del PDI Interino que sustituye a la persona de baja ya que, por ejemplo, se permite que una persona que normalmente imparte su docencia en 2 cuatrimestres la concentre en uno solo cuando está de baja, sobrecargando indebidamente al PDI interino que la sustituye. Por otro lado, también hemos detectado que se dan situaciones que sobrecargan en docencia tras la incorporación a la persona que ha estado de baja (lo que ocurre justo cuando tiene que cuidar al nuevo miembro de la familia). Así, si esta persona no ha tutorizado TFG o dirigidos TFM por estar de baja no se le descuentan créditos para el curso siguiente. Además, la docencia sobrevenida durante el curso puede recaer en la persona que se acaba de incorporar tras una baja maternal/paternal. Incluso, las madres (y padres) de baja suelen sufrir presiones por parte de direcciones de departamento para que realicen tareas profesionales (como evaluaciones o revisiones de exámenes) durante el periodo de baja. Estas situaciones son inadmisibles en una Universidad a cuyo Equipo de Gobierno se le llena la boca de “igualdad”.

El contexto en el que ocurren estas prácticas abusivas y contra la igualdad de género son muchos departamentos con altas dedicaciones docentes donde deben dotarse plazas estructurales de PDI urgentemente. Departamentos que sufren recortes de grupos docentes impuestos por el Director de Análisis Académico de Plantilla del PDI para reducir la dedicación docente, en vez de contratando a más personal degradando la calidad de nuestra docencia y nuestras condiciones laborales. Además, contamos con un Orden de Prelación para elegir la dedicación docente que ignora la dedicación a trabajos de cuidados, y sufrimos arbitrariedades en las modificaciones de PAP y en los criterios para distribuir la docencia por cuatrimestres.

Desde el PDI del SAT-US, proponemos:

  • Que las contracciones del PDI interino para sustituir a alguien por baja de maternidad/paternidad sean a tiempo completo y se prolonguen durante la totalidad de los cursos académicos en los que se extienda la baja (aunque la baja no se extienda todo el curso), incluyendo las evaluaciones de la 2a Convocatoria de Septiembre.

  • Que no pueda recaer nunca docencia sobrevenida por modificaciones del PAP durante el curso en una persona reincorporada tras baja de maternidad/paternidad o con responsabilidades especiales de cuidados de mayores y personas enfermas o discapacitadas.

  • Que se prohíban explícitamente, se informe en una campaña de concienciación y se castiguen las presiones para realizar labores profesionales a madres (y padres) de baja.

  • Que se module el Orden de Prelación actual para facilitar la dedicación a los trabajos de cuidados (de menores, mayores y personas enfermas o discapacitadas).

  • Que se apruebe un Reglamento para Compatibilizar el Cuidado a Menores con la Producción Científica similar al que existe en la Universidad de Córdoba y que establece que las personas que terminen su permiso de maternidad/paternidad tengan derecho a reconocimiento automático, previa solicitud, a la reducción de 90 horas del encargo docente el 1er año tras la reincorporación, 50 horas de reducción el 2o año y 30 horas el 3er año. Y que la dedicación docente reducida se cubra con la contratación de PDI interino y no recaiga en los demás miembros del departamento.

  • Que podamos pedir una excedencia (con derecho a incorporación automática al puesto de trabajo tras la misma) durante 6 años por nacimiento/adopción o por cuidado de un familiar por razones de edad, accidente, enfermedad…

  • Que siga fomentándose la socialización de los trabajos de cuidados mediante el impulso de guarderías, comedores públicos, campamentos de verano, etc.

Estas propuestas seguiremos trasladándolas a la Mesa de Negociación del PDI, así como directamente a la Comisión de Igualdad y al Vicerrectorado de Profesorado. Además, hacemos un llamamiento a la plantilla del PDI para movilizarse por sus derechos en el marco de la ola feminista por una igualdad de género real.

¡Por una Universidad Pública igualitaria y sin machismos!

1 El único tímido paso se ha recogido en la normativa del PAP recientemente aprobada que ha contado con nuestra abstención y que contempla la reducción de 40 horas de clases a madres/padres al terminar su permiso por cuidados de hijos/as, cambio que se ha incluído por el trabajo y empuje de la plantilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *