Limitada oferta de plazas para el MAES

Home / Comunicados / Limitada oferta de plazas para el MAES

El Rector de la Universidad de Sevilla favorece a universidades privadas limitando la oferta de plazas en la pública

Desde la implementación del Plan Bolonia en 2009, es obligatorio para todo el alumnado egresado realizar un Máster de forma del profesorado de Educación Secundaria (MAES) para dedicarse a la docencia. Este Máster sustituyó al CAP, el curso que habilitaba a la función docente en Secundaria, incrementando el coste entre 500% y 700% en las universidades públicas.

El MAES de la Universidad de Sevilla lleva impartiéndose desde entonces. Durante los primeros años, la oferta formativa fue de hasta casi 600 plazas por curso. Pero desde 2014, coincidiendo con el inicio de los MAES en los centros adscritos a la US, el número de plazas ofertadas ha disminuido drásticamente a 385, mientras la demanda se ha mantenido estable. Eso ha significado una elevación de las notas de corte, que en algunas especialidades como Geografía e Historia llega a ser dramática, exigiendo una nota media superior a 7 para poder cursar el Máster. Para colmo, la evaluación de la satisfacción del alumnado con el MAES ha caído en picado, pasando de un 4 de 5 (2013-14) a un 1,93 de 5 (2016-17).

La subida de las notas de corte en el MAES obliga al alumnado que no cumple este requisito a dos situaciones igualmente injustas: cursar el máster en una universidad privada, asumiendo costes de miles de euros (desde unos 2500 euros en los centros adscritos de la US (más transporte) a los 11200 euros en la Universidad Loyola y otras universidades privadas), o renunciar a una carrera docente antes de haberla empezado. En determinados estudios como los de Geografía e Historia, la principal salida laboral es la Educación Secundaria, convirtiendo este problema en un obstáculo vital insalvable para quienes no puede acceder al MAES.

La situación es aún más injusta si se considera la creciente cantidad de estudiantes que se ven forzados a trabajar durante sus estudios. En muchas ocasiones, sus calificaciones se resienten, quedando de inicio excluidas del MAES por su precariedad económica.

Desde el PDI del SAT-US siempre hemos exigido la derogación de este sistema injusto y que obliga a pagar una matrícula injusta para realizar una función esencial para la sociedad, y que da negocio a las universidades privadas. Y a corto plazo, teniendo en cuenta la situación de emergencia a la que se enfrentan cientos de estudiantes cada año, exigimos la ampliación del número de plazas por especialidad del MAES equiparándola a la demanda de los últimos años, de tal manera que las notas de corte sean de 5. Se trata de una simple cuestión de voluntad política por parte de nuestro Rector.

Por una Universidad Pública al servicio de la gente trabajadora y no de las universidades privadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *