Mesa de negociación: Una herramienta de la plantilla y para la plantilla

Home / Comunicados / Mesa de negociación: Una herramienta de la plantilla y para la plantilla

Avanzamos, lento, pero avanzamos

  • Conseguimos que se reconozcan 40 horas por nacimiento de hijos/as.

  • Conseguimos bajar la espada de los 32 créditos.

  • Conseguimos que las resoluciones rectorales ganen en transparencia.

  • Conseguimos que se estimule el consenso frente a la prelación en la elaboración de los PAPs.

  • Seguiremos hasta conseguir nuestra línea verde: ningún PDI a más de 24 créditos/año.

La Mesa de Negociación del PDI de la Universidad de Sevilla (US) empezó a funcionar gracias al apoyo masivo que tuvo la propuesta de huelga impulsada por la Asociación de Docente e Investigadores de la US (ADIUS) por más de 700 votos cosechados en referéndum. En ese momento la plantilla se dotó de una herramienta que debe ser suya para demandar mejoras en las condiciones de trabajo. Desde ese momento en el SAT-US nos pusimos a trabajar de manera honesta y transparente para conseguir mejoras en los temas que se han ido negociando.

El principal tema que se ha puesto sobre la mesa ha sido la normativa para la elaboración de los PAP y el reglamento para su elaboración que, año tras año, se ha ido negociando. Desde el SAT-US (y siempre buscando la unidad sindical) hemos reclamado año tras año mejoras concretas que podían reconocerse. En general, el Equipo de Gobierno ha hecho oídos sordos a las principales demandas, en especial, a las que tenían que ver con un ensanchamiento de la plantilla y la recuperación del empleo perdido en esta crisis/estafa. Siempre nos hemos mantenido firmes y no hemos dado nuestro voto a favor de las sucesivas normativas a pesar de que, gracias a nuestro trabajo y la presión de la plantilla, hemos conseguido mejoras concretas como las que enumeramos más arriba.

En la última mesa de negociación, a petición del SAT-US, se han incorporado dos elementos que creemos que son un avance. El primero es el reconocimiento de 40 horas lectivas por nacimiento y cuidado de menores. Es insuficiente desde nuestro punto de vista pues pedíamos 90, 50 y 30 horas en tres años consecutivos, como ya se hacen en la Universidad de Córdoba. El segundo fue la petición de transparencia con respecto a las resoluciones rectorales para la reducción de créditos que creemos que podrían darse en casos excepcionales (acoso, situaciones sobrevenidas motivadas, etc.) pero que creemos que no puede usarse como elemento para extender las redes clientelares.

Seguiremos trabajando para que la normativa del PAP refleje que ningún PDI puede estar por encima de 24 créditos como siempre hemos demandado y no pararemos hasta conseguirlo con la coordinación y apoyo de la plantilla. Los avances no son nuestros, son de los y las trabajadoras movilizadas en defensa de la universidad pública.

Seguimos denunciando la dinámica perversa de reparto de carga docente y carga de trabajo total tan alejada de la equidad y la solidaridad entre compañeros/as de un mismo departamento y que no atiende adecuadamente situaciones tales como la sobrecarga de trabajo de cuidado por diversas circunstancias (maternidades/paternidades, cuidados de mayores y personas dependientes y enfermas…) o las exigencias cada vez más fuertes del sistema de acreditación y promoción en la carrera docente en especial para los y las más jóvenes y las personas en situación de mayor precariedad en la Universidad (PSI, profesores/as asociadas, capítulo VI, ayudantes doctores…)

¡NADIE POR ENCIMA DE 24 CRÉDITOS!

¡POR LA RECUPERACIÓN DEL EMPLEO PERDIDO CON LOS RECORTES!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *